Follow by Email

sábado, 23 de abril de 2011

Una necesidad empresarial para la competitividad: La adaptación al cambio en entornos globales



¿Por qué es necesaria la adaptación al cambio en entornos internacionales?

"Ignorar el cambio conduce a la extinción,adaptarse a el permite sobrevivir, "

Hace unas décadas el entorno de la organización era relativamente estable, pero actualmente es muy diferente. Las organizaciones se desenvuelven en un escenario muy turbulento,flexible e incluso incierto, que exige de éstas la introducción de cambios profundos en plazos muy cortos.

El cambio en si no es gestionable, sucede por si mismo y es incontrolable, lo que si es controlable son las respuestas de la gestión empresarial a las nuevas situaciones.

Casi todas las empresas tratan de una manera u otra de adaptarse y competir en la nueva era del conocimiento.

Existen diversas maneras de adaptarse al cambio:

Cambio Reactivo: Cambiar reaccionando ante el entorno.

Cambio Proactivo: Cambiar preparando el cambio antes de que las condiciones lo requieran realmente, para conseguir posicionarse ventajosamente cuando el cambio sobrevenga.

Cambio Innovador: Disponer de todo tipo de medios necesarios para crear y pilotar el cambio, para convertirse en los lideres incontestables y permanentes de la nueva situación generada.




Parece indudable que prever el cambio desde la estrategia sitúa a las organizaciones en niveles de competencia óptimos llevandolas al liderazgo permanente e indiscutible.

El cambio no es un hecho; es un estado o situación ireversible. Las variaciones que se producen en el mercado son cada vez más rápidas y afectan a un ámbito más amplio y profundo. En este sentido la empresa debe ser consciente de la necesidad de recurrir al pensamiento estratégico a corto, medio y largo plazo ya que el tiempo del que se dispone para asimilar dichos cambios y para responder a ellos es cada vez menor.


Las palancas tecnológicas que sustentan estos cambios siguen evolucionando rápida y exponencialmente, además se ven reforzadas por otros factores, como las tendencias económicas, la descentralización de la toma de decisiones, desregulaciones, privatizaciones, fusiones, alianzas, adquisiciones, joint ventures... y el cambio en el mercado global (clientes, competencia y proveedores.



En este escenario las organizaciones modernas deben enfrentarse a una radical modificación del modelo de actuación; partiendo de la adaptabilidad, la flexibilidad y la velocidad de reacción a tendencias y acontecimientos.




Conclusiones
Para poder dar una respuesta adecuada a ese entorno global cambiante las compañías requieren de estructuras ágiles y despiertas, capaces de vivir lo inesperado, circunstancia que además demanda dos cualidades esenciales: 1.la flexibilidad para la adaptación permanente 2. La especialización, para aprovechar y rentabilizar al máximo sus capacidades y fortalezas.

Sin duda alguna la mejor opción del managment y la dirección empresarial para adaptarse al cambio, en cualquier lugar del mundo, se fundamenta en “planificar el futuro e innovar"

En este sentido cabría hacerse una pregunta al respecto... ¿somos capaces socialmente de permitir la desaparición de las empresas que no entienden la nueva realidas y se resisten a adaptarse a los nuevos cambios? O, por el contrario... ¿existe el deber irrenunciable, por parte de los directivosd de las organizaciones de salvar el "know-how" de habilidades, conocimientos y tecnología acumulados? Si la respuesta es positiva, el cambio empresarial no es una opción, es una obligación que exige el máximo interés de cualquier compañía.

Estar preparado es la única forma de avanzar y sobrevivir actualmente; siendo la actitud positiva ante el hecho innovador el elemento clave de la actividad empresarial en entornos internacionales

No hay comentarios:

Publicar un comentario