Follow by Email

domingo, 8 de enero de 2012

Negocios en entornos globales: Transformando dicotomías culturales en éxitos profesionales


"Dicotomía :f. División en dos partes o grupos/ biol: División en dos partes; bifurcación /lóg: Método de clasificación en que las divisiones y subdivisiones solo tienen dos partes"

Transformando dicotomías culturales en éxitos profesionales

Las diferencias culturales c pueden dificultar claramente la comunicación entre personas, por más que persigan el mismo objetivo.

Analicemos el siguiente caso: Un negociador argentino y un japonés se encuentran en una reunión. El primero puede preguntar en forma directa: “¿Con qué términos del contrato se encuentra en desacuerdo?”.

El japonés, buscando no ofender, puede responder: “Hay muchos buenos puntos en este acuerdo. Quizás algunos deban ser estudiados más en profundidad”.

Si el argentino infiere que las posiciones no están del todo lejos mientras que el japonés en realidad denota que aún hay diferencias significativas para ser resueltas, la negociación puede romperse rápidamente.

El caso refleja una dicotomía cultural: Comunicación directa versus comunicación indirecta. Las dicotomías culturales son aquellas divisiones resultantes de las características nacionales o regionales que reflejan enfoques fundamentalmente diferentes hacia los negocios y la vida diaria, y que con frecuencia pueden crear obstáculos para las personas con alta exposición internacional.

Los malos entendidos pueden exacerbarse en el contexto empresarial actual, donde la comunicación suele ocurrir a través de emails o teleconferencias, lo cual hace más difícil aún detectar e interpretar el significado implícito en una afirmación. Sin embargo, las personas pueden ser entrenadas para mitigar esta dicotomía, o incluso utilizar su conocimiento para mejorar sus comunicaciones.

Una mala comunicación generada por no direccionar adecuadamente estas diferencias constituye una de las principales razones por las cuales las acciones globales no funcionan tan rápido como se había anticipado o por la que los expatriados no se desempeñan efectivamente en el país anfitrión.

Por otro lado, reconocer y gestionar proactivamente el impacto de las diferencias culturales puede minimizar problemas y acelerar la productividad individual y el éxito de las asignaciones internacionales. En este sentido los departamentos de RRHH y movilidad deben ayudar a que los ejecutivos reconozcan el efecto de esas diferencias y proveer entrenamiento en estrategias y tácticas que les permita prepararse y triunfar.

Las dicotomías culturales pueden alcanzar varios aspectos de la vida personal y profesional. Diferencias sutiles en los procesos básicos de pensamiento y patrones de toma de decisiones pueden influenciar a la comunicación de manera significativa.

El sistema educativo francés establece como prioridad la enseñanza del razonamiento deductivo. Por ende, los gerentes franceses por lo general requieren información de fondo y trabajan bajo el supuesto que el proceso de pensamiento debe ser correcto para poder llegar a la conclusión correcta.

Los estadounidenses suelen tender a prestar menos atención al proceso y enfocarse más en la decisión final, el cual puede ser revisado si aparece nueva información. La diferencia entre estos 2 enfoques para tomar decisiones puede afectar fuertemente múltiples aspectos de la gestión empresarial.

La lista de potenciales dicotomías se extiende infinitamente (policrónicos vs monocrónicos, relaciones vs tareas, directo vs indirecto, individuales vs grupales, etc.)El antropólogo Edward T. Hall identificó una característica cultural que establece el grado en que algunas culturas se sienten más cómodas (policrónico) o menos cómodas (monocrónico) con la multitarea .

De acuerdo con Hall, las sociedades tienen diferentes actitudes y niveles de comodidad sobre el uso de la agenda, los horarios de las reuniones y el cumplimiento de deadlines. Las culturas policrónicas tienden a sentirse más cómodas con la multitarea y prefieren enfocarse en hacer varias cosas a la vez. Las culturas monocrónicas tienen una visión lineal del tiempo, donde la efectividad se maximiza haciendo una sola cosa a la vez.

Si miramos más de cerca a nuestro ejemplo inicial, podemos ilustrar el impacto positivo que la conciencia y el entrenamiento cultural tiene en las asignaciones internacionales, equipos globales y esfuerzos de internacionalización:

A nivel estratégico, un argentino con preferencia de comunicación directa puede aprender a estructurar una reunión o teleconferencia para no preguntar ideas o esperar reacciones inmediatas, ya que su contraparte japonesa puede mostrarse reacia a decir cualquier cosa que podría ser interpretada como desacuerdo.

En cambio, podría proveer información de contexto previo a la teleconferencia y animar a que los participantes realicen sus preguntas, lo cual le permitiría al japonés preguntar sin arriesgarse a generar un desacuerdo o bochorno.

Similarmente, podría invitar a que se envíen comentarios por email luego de la teleconferencia, de nuevo, evitando cualquier tipo de confrontación.

¿Con qué tipos de dicotomías se ha enfrentado al trabajar o hacer negocios con personas de otras culturas? ¿Cómo hizo frente y resolvió las diferencias?

Fuente: Iceberg Consulting

No hay comentarios:

Publicar un comentario