Follow by Email

lunes, 25 de julio de 2011

Gestión estratégica de la empresa: Fundamentos y aplicaciones prototípicas del "Management Sistémico"





“El inicio de una nueva era en la que podríamos asistir a la constante erosión de los modos de organización y gestión tradicionales y jerárquicas, y a la adopción en un sentido amplio de redes distributivas caracterizadas por la colaboración masiva.”

Jeremy Rifkin

Fundamentos del Management sistémico

Peter F Drucker, uno de los padres fundadores de la moderna teoría del Management, autor de “La práctica del Management”, “El Management del futuro”, “Desafios de la Gerencia en el siglo XXI”, sostenía, a finales del siglo pasado y a primeros de este, que gran parte de lo que se enseña y se practica en esta materia es obsoleto, erróneo, o ambas cosas.


Consideraba que para ser competitivas -y aún para sobrevivir- las empresas tendrán que pasar del pensamiento lineal a la perspectiva sistémica para afrontar la realidad cada vez más compleja y cambiante. La perspectiva sistémica es una disciplina para ver totalidades e interrelaciones entre las partes.

Esta consideración nos introduce al Management sistémico.

Posteriormente, con Peter M Senge, profesor del MIT -Massachussetts Institute of Technology” y autor de "La Quinta Disciplina", venimos comprobando que es necesario que las organizaciones aprendan a crear los resultados que les importen de manera generativa.

Pensamos que las organizaciones que podrán competir en las nuevas realidades son las que descubran cómo aprovechar el potencial de aprendizaje y entusiasmo de las personas en todos los niveles de sus estructuras. De esta manera las organizaciones se convierten en agentes de sus propios cambios y son capaces de gestionar cualquier tipo de crisis, reconocer amenazas, descubrir nuevas oportunidades y hacerlas más sostenibles.


Como dice Jeremy Rifkin, prestigioso investigador y consejero de organizaciones político-sociales y de la nueva economía, las nuevas realidades marcan “el inicio de una nueva era en la que podríamos asistir a la constante erosión de los modos de organización y gestión tradicionales y jerárquicas, y a la adopción en un sentido amplio de redes distributivas caracterizadas por la colaboración masiva.” Compartimos este sentido priorizando la aplicación y experimentación del control distribuido y las nuevas competencias prototípicas de liderazgo.

En el uso cotidiano, el aprendizaje del Management ha pasado a ser sinónimo de adquirir conocimientos y habilidades. El mismo Drucker junto con John K Galbraith, prestigioso economista, profesor de Harvard, autor de “El nuevo Estado Industrial”, fueron grandes impulsores del Management del conocimiento y la tecno-estructura.

En cambio, el verdadero aprendizaje del Management sistémico debe llegar al fondo de lo que significa ser humano en un mundo cambiante e interrelacionado como el que estamos viviendo. Las personas, equipos y organizaciones, por más conocimientos que tengan deben estar abiertas al aprendizaje continuo y permanente.

Pierre Wack, director de planificación del grupo Royal Dutch Shell´s descubrió que las tareas de planificación, en Management, ya no consistían solamente en producir una visión documentada del futuro, sino que era necesario confeccionar escenarios para que los managers cuestionaran sus modelos de la realidad y aprendieran a cambiarlos cuando fuera necesario.

Esto se refuerza con los criterios de Chris Argyris, autor de “Ciencia de la Acción” y profesor de Harvard Bussiness School que dice textualmente: “Los modelos mentales no sólo determinan el modo de interpretar el mundo, sino el modo de actuar. Nos atascamos en rutinas defensivas que aíslan nuestros modelos mentales de todo examen, y en consecuencia desarrollamos una competencia no cualificada”


El Management sistémico es el que se realiza con perspectiva sistémica. Trata de afrontar la realidad, cada vez más compleja y cambiante, para alcanzar los resultados que se propone y la satisfacción de todas las personas que constituyen la organización. Y, para ello, los conocimientos personales, el aprendizaje personal es necesario pero no suficiente.

Los individuos pueden tener muchos conocimientos o aprender constantemente y, sin embargo, no hay aprendizaje organizacional. Es necesario que aprendan los equipos. Si los equipos aprenden son como microorganismos que transmiten el aprendizaje a toda la organización.

Principales aplicaciones prototípicas

Las principales aplicaciones del Management sistémico son las derivadas de afrontar la realidad con perspectiva sistémica. Cualquier organización, actualmente, debe afrontar la realidad, cada vez más compleja y cambiante, para alcanzar los resultados que se propone y la satisfacción de todas las personas que constituyen la organización.

Para permanecer competitivos, y aún para sobrevivir, las empresas tendrán que pasar del pensamiento lineal a la perspectiva sistémica para afrontar la realidad cada vez más compleja y cambiante.

Hemos experimentado que la metodología del Coaching es la mejor para el aprendizaje del Management sistémico. Con ella podemos entrenarnos para emprender, conducir y manejar lo que auténticamente nos importa y, así, ampliar nuestra capacidad para crear, en una realidad compleja y cambiante.

Las disciplinas y herramientas de nuestra metodología de Coaching con perspectiva sistémica son vitales para la aplicación del Management sistémico.

El Coaching con perspectiva sistémica va más allá de la adaptación al cambio. Aborda la manera más eficaz para gobernarlo con éxito que es crearlo. Podemos aprender a verlo como una oportunidad en lugar de una amenaza. Esta es la esencia de nuestro propósito que podemos resumir en aplicaciones específicas fundamentales como:

a. Impulsar el aprendizaje en equipo para que permita aprovechar oportunidades y alternativas así como resolver rutinas y conflictos que se producen en todos los equipos y transformarlas en productivas.

b. Crear la visión compartida en el contexto de su misión o propósito, proceso esencial del aprendizaje de equipo, especialmente enfocado a alcanzar sus objetivos de manera previsible y sostenible. Anclarla y sostenerla con los valores e ideas rectoras de cómo quieren vivir todos sus miembros, en su trabajo ordinario, para hacerlo con la máxima satisfacción personal, la de sus clientes y su entorno.

c.Brindar herramientas que aumenten su capacidad para cambiar y crear su realidad de manera que potencie su capacidad creativa para transformarlas en agentes constructores de su propio futuro.

d.Estimular competencias de evaluación y coordinación en organizaciones con dirección por objetivos y con control distribuido.

e. Identificar las nuevas competencias de liderazgo para el Management sistémico. Brindar herramientas que faciliten el reconocimiento de las rutinas del liderazgo tradicional y estimulen el desarrollo del nuevo liderazgo. Aplicación y desarrollo de las nuevas competencias prototípicas de liderazgo para el Management sistémico.

f. Identificar o crear los futuros escenarios y realizar la planificación estratégica por escenario, de manera participativa, que faciliten alcanzar una organización sostenible y previsible.

g.Identificar las distintas influencias compradoras que existen en la venta compleja, cuando intervienen varias personas en la decisión de compra. Desarrollar la capacidad de servicio al cliente con la estrategia del gano-ganas.

h. Identificar la confusión estratégica que pueda producir los distintos objetivos de venta, priorizando actividades y clasificando estrategias.

i. Entrenarse a establecer estrategias que consigan mejores resultados, previsibles, sostenibles y con la máxima eficiencia de los recursos, especialmente el tiempo.

j. Búsqueda de expectativas del Management sistémico con el aprendizaje mediante el Coaching con perspectiva sistémica. Síntesis prospectiva de los escenarios que se derivarán del inicio de la tercera revolución industrial. La aplicación de estrategias y programas prototipos enfocados a las organizaciones que aprendan a ser agentes de sus propios cambios.

Fuente: Joan Palomeras- Coaching Lab/ Mamagers Magazine

Presidente de Coaching Lab

No hay comentarios:

Publicar un comentario