Follow by Email

lunes, 20 de junio de 2011

Normas, tradiciones y cultura en el comercio exterior: Certificado “Kosher” y Certificado "Halal"


"Respetar la cultura, la tradición y los valores de los diferentes ..."


Comercio exterior: Normas, tradiciones y cultura

En el mundo global de los intercambios comerciales es especialmente relevante, además de obligado, el respeto a las tradiciones del país al que la empresa exportadora plantea dirigir sus exportaciones. Uno de los ejemplos más paradigmáticos es el que representan tanto los países musulmanes como Israel, que se configuran como Estados “base teocrática”, en los que todo gira en torno al la religión.

A continuación se da paso a explicar el significado, dinámica y funcionamiento del Certificado Kosher exigido por Israel. En este caso la empresa exportadora no solamente debe cumplir los requisitos de certificación de los productos, sino que además tiene que hacer frente a los gastos derivados de las gestiones realizadas por el Rabinato.

Israel: El Certificado “Kosher”

Toda exportación de productos alimenticios destinada a Israel o a cualquier comunidad judía asentada en un país extranjero debe ir avalada por un certificado Kosher, documento que acredita el respeto a sus principios religiosos en el ámbito de la alimentación.




Orígenes y significado del Certificado

“Kashrut” significa propio, permitido o correcto, y es la palabra hebrea referida a las leyes dietéticas religiosas judías (contenidas en el Código de Leyes de la Torá), que determinan los alimentos que se pueden comer o no, y como estos alimentos pueden ser preparados o ingeridos para considerarse aptos para el consumo.

Es la misma raíz de la palabra más conocida “Kosher” la que describe, precisamente, el alimento que cumple con estos estandares. Su traducción literal es “adecuado”, “limpio”, “conforme”. Para que un producto kosher pueda ser comercializado y aceptado como tal debe poseer en su envase un sello distintivo proporcionado por la autoridad rabínica.

El estado de Israel constituye el mercado kosher más grande del mundo, aunque la tradición está perdiendo vigencia en los restaurantes, ya que la mayoría de los comensales que acuden a estos establecimientos se declaran laicos. Aun así más del 70% de los más de 5 millones de habitantes de población judía continúan manteniendo el rito.

Clasificación de los Alimentos Kosher.

Los productos pueden ser enmarcados en las categorías de:

a. Lácteos: La leche y sus productos derivados (queso, crema manteca etc). Estos productos no se pueden mezclar con la carne.

b. Cárnicos: Todo animal apto para consumo según las normas kosher debe ser rumiante y poseer las pezuñas partidas. Es kosher la carne de vaca, oveja, cabra, y de ciertas aves como pollo, pavo, pato y ganso.

c. Parve o Neutro: Denominado así porque no contienen ni carne ni ingredientes lácteos. Son parve las frutas, granos y vegetales en su estado natural, los huevos y aquellos pescados que no poseen escamas ni aletas.

Además existe una categoría específica denominada passover (el octavo día que conmemora el éxodo de la población judía desde la esclavitud en Egipto), que respeta leyes únicas en materia de alimentación. Algunos granos y sus derivados no pueden ser consumidos en passover aunque sean kosher el resto del año.

Solicitud del Certificado

Para que la compañía interesada en la exportación de productos alimenticios pueda solicitar el certificado Kosher es necesario que cumpla una serie de requisitos, en especial el de dar a conocer al Rabinato tanto la la descripción de la empresa como la determinación de los productos que van a ser objeto de exportación. Los datos que debe incluir en la solicitud se refieren a:

a. Perfil de la empresa: La compañía exportadora debe describir tanto su perfil, como su actividad o el tiempo que lleva en el mercado

b. Perfil de la planta: 1. Quién está a cargo de la producción 2. Principales características de la planta y líneas de producción 3. Si los productos designados para la certificación u otros idénticos a ellos son producidos en más de una planta, lugar de producción. (Se debe completar el Perfil de Planta para cada producto)

c. Listado de materias primas: 1.Para que un producto sea considerado Kosher sus ingredientes deben ser Kosher. 2. La compañía exportadora que solicita el certificado debe aportar, en este capítulo el nombre comercial de cada materia prima y la empresa que la elabora 3. Otros factores pueden afectar la condición Kosher de un producto tales como la fabricación , en la misma línea, de otros productos además del que se pretende certificar. .

d. Requerimiento de aprobación de producto: La compañía debe señalar el número de productos que desea certificar como Kosher. El listado de materias primas permite determinar si el producto es efectivamente Kosher y, en caso afirmativo, bajo que tipo de designación será certificado. Además se deben aportar datos referentes a las marcas bajo las cuales el producto será comercializado e información relativa a los modelos posibles de envase

Inspección inicial y evaluación por parte del Rabinato

Posteriormente a la presentación de la solicitud y en caso de que ésta no reciba objeciones, se solicita a la empresa la autorización para que un inspector designado por el Rabinato visite la planta y elabore un informe de la misma que será presentado ante la Comisión de Aprobaciones.

Los costos devengados de la mencionada visita de inspección deberán ser abonados al Rabinato con anterioridad a la realización de la misma, e incluyen la remuneración del inspector, los viajes y la estadía. Si la planta resulta aprobada se procede a la elaboración del contrato.

El Contrato "Kosher"

La certificación Kosher implica un convenio entre este Rabinato y la empresa elaboradora, con el fin de fin de proveer productos Kosher al consumidor Kosher. Es necesario regular dicho convenio entre el Rabinato y la empresa y ello se realiza a través de un contrato que, en el caso de las supervisiones permanentes, deberá quedar por escrito.

En el contrato se especifican la cláusulas usuales, honorarios y costos de la certificación y apartados especiales adecuados exclusivamente a la realidad de su empresa. El contrato incluye también dos anexos destacables.

Reinspección y Certificación

Tras la firma del contrato y una vez efectuado el pago de los honorarios de certificación, el Rabinato designa a un inspector rabínico que debe verificar el cumplimiento de lo establecido en el contrato.

Finalmente, solo si se confirma dicho cumplimiento, el Rabinato expide el certificado Kosher, pudiendo la empresa comenzar la producción Kosher
A partir de ese momento la planta será periódicamente visitada, sin aviso previo, por el mencionado inspector rabínico.

Países musulmanes: El Certificado "Halal"

Para que un alimento pueda ser considerado Halal, debe ajustarse a la normativa recogida en El Corán, en las tradiciones del Profeta, y en las enseñanzas de los juristas islámicos. El Certificado Halal hace referencia al sacrificio de animales vivos en el ámbito del respeto a la legislación islámica.

Dicha normativa prescribe que el animal debe ser sacrificado: 1. Invocando el nombre de Allah en dirección a la Mecca 2. Cortándole las vías respiratorias, el esófago y la yugular 3. Procurando causar el menor sufrimiento posible y desangrando al animal 4. Utilizando utensilios y maquinaria limpios 5. Estando muerto el animal antes de proceder a desollarlo.

El sacrificio debe ser llevado a cabo un musulmán practicante que conozca adecuadamente las condiciones de un sacrificio Halal y solo pueden sacrificarse animales sanos




El Instituto Halal

El certificado acreditativo es expedido por el Instituto Halal que tiene como objetivo principal el de regular y certificar los productos y servicios destinados al consumo para la exportación a los países de mayoría islámica. "El sello que concede el Instituto Halal certifica que el producto que lo lleva tiene la Garantía Halal.

Esto implica el estricto cumplimiento de los requisitos que señala la Ley Islámica, tanto a través del control total del proceso de sacrificio, como en la aplicación de los procedimientos de fabricación de los productos elaborados, que podrían contener en su composición carne de cerdo, sus derivados, o alcoholes.

El Certificado Halal: Requisitos para obtener el documento

Los pasos a seguir para obtener el certificado son como siguen:

a.Solicitud: La empresa interesada debe cumplimentar el documento creado al efecto para solicitar la Inscripción de su industria en los registros del Instituto Halal

b. Evaluación Previa: El Área de Inspección y Certificación evaluará la solicitud para proceder a la Visita Preliminar

c. Visita Preliminar: La visita se realiza con la finalidad de solventar todos aquellos puntos vinculados con la Certificación.

d. Programa de Inspección: El equipo de Inspección realiza aquellas inspecciones y tomas de muestras necesarias para posteriormente proceder a la redacción del acta de inspección y el envío de las muestras a los laboratorios acreditados.

e. Evaluación de la Inspección: Posteriormente el Área de Inspección y Certificación evalúa el acta emitida por el equipo de inspección.

f. Emisión de la Licencia y del Certificado de Conformidad: En caso de ser satisfactorias las evaluaciones del acta y de los análisis se procede al envío de la Licencia y del Certificado de Conformidad.

g.Notificación: El empresario deberá enviar la Notificación en el momento que comience la actividad Halal en su industria o establecimiento.

h. Revisión de la Notificación: El Área de Inspección y Certificación revisa la notificación de actividad

i.Seguimiento: Las Áreas vinculadas llevan a cabo el seguimiento de las empresas

j. Renovación de los Registros: Anualmente se renuevan los registros de las empresas certificadas.

Conclusión

El conocimiento, respeto y cumplimiento de los valores y normas derivadas de la idiosincrasia propia de los mercados no solo constituye una obligación, también es uno de los pilares para garantizar el éxito y la continuidad de la actividad comercial internacional

Fuente: Gregorio Cristóbal

No hay comentarios:

Publicar un comentario