Follow by Email

domingo, 10 de marzo de 2013

Negocios en entornos globales: La inteligencia cultural como factor clave para alcanzar el éxito.



"En tanto en cuanto esté más capacitado para identificar y apreciar diferencias culturales, mejor podrá manejar comportamientos diversos,iniciando la senda hacia el éxito en el complejo escenario de los negocios globales."

Negocios en entornos globales: La inteligencia cultural como factor clave para alcanzar el éxito.

La inteligencia cultural es la habilidad para reconocer, leer y adaptarse a señales culturales, tanto obvias como imperceptibles, cómodas como extrañas, de manera que su efectividad no esté comprometida cuando interactúe con personas de otros países.

Un profesional o empresario con inteligencia cultural es capaz de solucionar problemas, tomar decisiones y resolver conflictos de una manera que optimice las diferencias culturales para generar mejores soluciones sustentables y creativas.

Se aprende mejor sobre la cultura cuando existe capacidad para reconocer comportamientos particulares e interpretarlos dentro de su contexto cultural.Comprender cómo la cultura influye en las necesidades de sus colegas y clientes internacionales, le permitirá ajustar su estilo de comunicación y anticipar sus reacciones ante diversas situaciones. Asimismo, le ayudará a evitar confusiones innecesarias, lo cual perjudica seriamente la calidad del trabajo.

Factores clave para el desarrollo de la inteligencia cultural en la empreaa.

1. Reconocer el impacto de la cultura: Los comportamientos culturales son señales externas de valores y creencias profundamente arraigadas que se han construido en una sociedad a lo largo del tiempo. Entendiendo qué es la cultura, cómo ha sido moldeado por ella y cómo sus valores culturales difieren con personas de otras partes del mundo, puede ser más perceptivo y estar mejor preparado para abordar con éxito los mercados globalmente diversos.

2. Comprender las raíces culturales propias: Nuestros valores y comportamientos son resultados de nuestro origen y de lo que hemos sido expuestos desde nuestra más temprana niñez. Esto es reforzado a lo largo de nuestra vida, comenzando por los cuentos para niños y los héroes de la juventud. Una completa apreciación de su propio perfil cultural le permitirá contemplar la real magnitud de su impacto en su conducta.

3. Reconocer e interpretar las raíces culturales en otros: Si no conoce estas diferencias, muy posiblemente atribuya un significado donde no lo hay o pierda un significado donde sí lo había. De esta manera puede reaccionar emocionalmente sintiéndose confundido o frustrado. El aspecto importante aquí es que otros sostienen sus valores como incuestionables verdades al igual que Ud. los suyos.

4. Desarrollar estrategias y habilidades de ajuste: El desafío es ajustarse a las diferencias culturales mientras se permanece auténtico. Desarrollar habilidad cultural no significa comprometer sus valores personales, significa que reconoce las señales y adapta su comportamiento a ellas. No compromete los objetivos, simplemente busca métodos alternativos culturalmente adaptables para alcanzarlos.

Conclusión.

Una simple lista de etiqueta y protocolo no era suficiente para ejecutivos tratando de manejar complejos proyectos globales o cortejar clientes internacionales. El protocolo es importante, pero comprender por qué es importante y aprender cómo adaptar el propio estilo personal al propio de la comunidad donde se encuentra, es lo que realmente cuenta.

Una vez que se haya comprendido cómo las diferencias culturales intervienen, podremos trabajar en las estrategias y tácticas a utilizar para desarrollar una relación productiva y cooperativa con las personas y empresas que deseemos trabajar, lo que sin duda, generará mejores relaciones de negocios y aumentará sus posibilidades de éxito global.


Fuente: ICEBERG Consulting.

No hay comentarios:

Publicar un comentario