Follow by Email

sábado, 7 de diciembre de 2013

Geomarketing: Nueva ventaja competitiva geoespacial aplicada a la mercadotécnia



"Lejos estaría Von Thunen (1826) de imaginar que su modelo analítico de relaciones, entre mercados, producción y distancias, fuera el fundamento del Geomarketing. Uno de los usos actuales de la ciencia de la información geográfica, que se basan en el empleo de Bases Geográficas Digitales y de Sistemas de Información Geográfica".

Geomarketing: Nueva ventaja competitiva geoespacial aplicada a la mercadotécnia.

Las bases de datos estadísticas que provienen de los censos, encuestas y los registros administrativos, además de los propios de las empresas, junto con las bases digitales cartográficas, permiten hacer una serie de análisis donde entren en juego los elementos espaciales.

La minería de datos (Data Minnig), puede ser más certera, si se conocen el Hinterland o el área de influencia de un producto o mercancía. Eso con los SIG, puede ser un ejercicio rutinario, si se cuenta con bases de datos actualizadas y bien estructuradas. En una palabra eso es Geomarketing.

Alfred Weber (1908) basó su modelo en los elementos espaciales para una óptima localización de las plantas de manufactura, con mínimos costos. A principios del siglo XX con el desarrollo del ferrocarril, avances en las telecomunicaciones, el transporte y sobre todo con el gran crecimiento de las manchas urbanas, se hizo necesario buscar la localización de las plantas con más eficiencia y eficacia.

Los triángulos de Weber (punto de Fermat-Weber) que consideran los insumos, los costos de transporte y la distancia al mercado, pueden ser hoy fruto de algoritmos para encontrar los puntos óptimos de una planta. Nuevamente, si tenemos una base de datos espacial y estadística, podemos hacer Geomarketing de grandes empresas y de corporaciones.

Walter Christaller (1933) con su Teoría del Lugar Central, aún sin proponérselo, también es precursor del Geomarketing, debido a que encontró la relación entre las localidades o emplazamientos urbanos con los mercados.

La aplicación de la Geografía y la Informática (Geomática) ahora está siendo una revolución para las empresas. Con el uso de los SIG, podemos tener toda la información estadística y espacial de clientes y mercados.

Se debe tener cuidado con la calidad de los datos geoespaciales. Para ello, es aconsejable tener un experto en información geográfica y un desarrollador de sistemas, que pueda conectar un SIG a un Enterprise Resource Plannig (ERP).

Así, las bases de datos estadísticos y las bases de datos geoespaciales, pueden lograr una ventaja competitiva sobre las empresas que no hacen Geomarketing.

Fuente: José Juventino Martínez Arce/ Managers Magazine

No hay comentarios:

Publicar un comentario